“Barlog”, el bisonte escapado de Anciles, sano y salvo en casa.

Días atrás empezaron a aparecer en redes sociales y en Prensa digital noticias de que un bisonte europeo vagaba por la zona de Boñar y Vozmediano (Montaña leonesa), así como fotografías del mismo tomadas por los paseantes que se topaban con él.

No. No se trataba de una súbita regresión al Pleistoceno. Se trataba de “Barlog”, uno de los bisontes europeos que viven en la Reserva de Anciles, en la Montaña leonesa. Al parecer, un descuido propició su evasión al quedar una puerta de la Reserva abierta.

Durante veinte días “Barlog” ha estado vagando por la zona sin provocar ningún altercado. El animal ha estado en todo momento localizado, pero lo difícil del terreno hacía complicado encontrar el mejor momento para sedarlo y volver a traerlo a su Reserva. Finalmente, el pasado sábado fue localizado cerca de Riaño, en un lugar favorable para su sedación. El bisonte fue trasladado sin mayores problemas a su Reserva, donde se recupera bajo la vigilancia de los cuidadores y veterinarios.

Se baraja como otra posible causa de su fuga el hecho de encontrarse en celo, y su estado de nerviosismo al no tener hembras disponibles. Se encuentran en marcha los trámites para traer hembras a la reserva, pues sólo hay hembras de búfalo acuático, que es una especie diferente.

Recientemente se puso fin a otra fuga de bisonte europeo en Segovia, esta vez tras 120 días de libertad. Estos dos episodios nos hacen reflexionar sobre lo bien adaptados que los bisontes europeos están tanto a ambientes de llanura como de montaña, y son capaces de desenvolverse perfectamente en absoluta libertad.

Enlaces: https://www.leonoticias.com/comarcas/riano-lograr-sedar-20180916121402-nt.html

https://digitaldeleon.com/principal/2018/09/09/aparece-un-bisonte-en-vozmediano-bonar_50108