06/04/2017

3. Persecución

Los hombres neolíticos organizan una batida. Matan al lobo alfa, el padre de Sibila.
Se acaba la armonía del cubil. Sibila se queda huérfana. El gran lobo nunca más vuelve. La lobezna espera en vano sus pasos, su olor, la seguridad de que todo va bien. Le arrebatan la felicidad.

Se acaba la armonía del cubil. Sibila se queda huérfana. El gran lobo alfa nunca más vuelve. La lobezna espera en vano sus pasos, su olor, la seguridad de que todo va bien. Le arrebatan la felicidad.

Mientras la loba traslada a Sibila en la boca a un sitio seguro, un alimañero le roba los otros cachorros.

Un alimañero localiza el cubil. Coge a sus hermanos y los “pasea” hasta la muerte por los pueblos.

Colgados de un palo sufren escarnio y golpes en la agonía lenta y cruel que les deparan los aldeanos.

 

 

Ver y oír más en:

http://www.wildspain.org/felixrodriguezdelafuente/cuento.de/lobos/?p=572

 

Neolítico feroz

Guardar