Neolítico feroz

Capítulo IV: Un alimañero localiza el cubil. Coje tres lobeznos  y los “pasea” hasta la muerte por los pueblos.

No les basta con matar al padre. Tienen que eliminar también su descendencia.

La madre, consciente del peligro, traslada la camada a un lugar más seguro, un cubil incómodo pero camuflado bajo las raices de un roble milenario.

Mientras la loba traslada a Sibila en la boca hasta el nuevo emplazamiento, un alimañero descubre el cubil de la piedra plana y coge a sus otras hermanas.

 

Colgadas de un palo van de pueblo en pueblo para ser exhibidas y recaudar dinero, sufriendo el escarnio y los golpes que les deparan los aldeanos.

Es una agonía lenta y cruel. Son inofensivas y debieran despertar la atracción de todo cachorro, pero los neolíticos ven en ellas al que dirigió la lobada y no le darán tregua hasta anular a toda su estirpe.

Súmate a los que solicitamos a una productora de cine que filme este guión, anunciándole desde ya nuestra reserva de la entrada para ir al cine a verla. Pulsa en este enlace para firmar en la campaña de “Change”.

Escucha extractos de este capítulo de la alocución del guión de la película “LOBOS” hecha por su autor, Félix Rodríguez de la Fuente:

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar