Movilización para que no se destruya La Bureba, el espacio natural que forjó a Félix

El Ministro de Fomento, el santanderino Iñigo de la Serna, ha decidido cambiar el trazado del AVE entre Burgos y Vitoria para ahorrar 177 millones de costes a corto plazo, al suprimir dos tuneles, que desembolsarán a largo plazo los usuarios, al ser este nuevo trazado más largo.

El Ministerio cortará y destrozará la Bureba, causando graves daños ecológicos al espacio natural en el que nació y forjó a Félix Rodríguez de la Fuente, como él mismo dice en esta declaración de intenciones que publicó el 13 de febrero de 1965 en la revista ‘TeleRadio, sobre su misión en la vida y  el  valor ecológico de donde nació que se la inspiró:

“Quizá sea necesaria, por mi parte, una más detenida exposición de los hechos que me llevan a defender tan decididamente la vida salvaje y que parecen autorizarme a aceptar esta defensa. Todo empezó en la alta primavera burgalesa; amplia y fascinante escuela en los días de mi infancia. En aquellas tierras agrestes (La Bureba), abiertas a todos los vientos y a todas las rutas de los pájaros viajeros, el instinto ancestral de acechar, de descubrir nuevas formas y manifestaciones de la vida, constituía para mí una necesidad imperiosa a la par que un verdadero placer.
Aprendí que las bandadas angulares de las grullas, apuntando al Noreste, presagiaban la primavera, e hice mío su júbilo. Contemplé atónito la bajada del halcón peregrino, cayendo como un proyectil desde las nubes para quebrar de un golpe el cuello de un pato salvaje, levantado a mi paso. Pude percatarme de que cuando la alondra macho canta escalando el cielo, en vuelo aparente y provocativo, mientras su hembra incuba, escondida entre la hierba, atrae sobre sí el ataque del esmerejón.
A los doce años, había comprendido que la naturaleza es armonía; una sinfonía hermosa y salvaje, en la que el más hondo dramatismo alterna en la suprema dulzura; una sinfonía en la que, generalmente, la única nota discordante, suele ser emitida por el hombre.
Si acierto a presentar a nuestros hermanos irracionales tal como son, si puedo hablar de su lucha –a menudo dramática– por el sustento, de sus paradas amorosas, de su instinto maternal y tribal, si llego a introducir en el hogar español a través de la pequeña pantalla la imagen viva y verdadera de esos seres nuestros, que han compartido nuestra tierra y nuestro cielo a través de milenios, aprenderemos a respetar y amar el mundo animal. Con ello se beneficiará nuestro espíritu y hasta nuestra economía”.

Ver: https://www.elconfidencial.com/espana/2018-01-21/pueblos-contra-ave-arruina-tierra-rodriguez-de-la-fuente_1508722/